¿Necesitas una colposcopía? ¿Sabes de qué se trata? Es un procedimiento utilizado para explorar el cuello uterino de la mujer y así, detectar cambios de células que puedan provocar cáncer en los órganos reproductivos.

También funciona para detectar otras afecciones médicas, como verrugas genitales o pólipos. Mediante un instrumento especial, se obtiene una vista iluminada y aumentada de los tejidos que componen el cuello uterino, la vagina y la vulva.

El médico puede realizar una biopsia en el momento de la colposcopía para que el patólogo examine las células anormales, ya que este estudio solo sugiere la presencia de tejido canceroso o precanceroso, por lo que la biopsia es necesaria para el diagnóstico.

A diferencia de otras creencias, la colposcopía no presenta efectos secundarios, aunque es posible tener una secreción oscura durante unos días debido a la solución que se aplica para reducir el sangrado durante una biopsia.

Es importante no mantener relaciones sexuales antes y después de la prueba, tampoco usar productos en el interior de la vagina hasta que el médico lo pueda recomendar.

En caso de encontrar tejido precanceroso o cáncer, es muy posible que se realicen más colposcopías para evaluar el funcionamiento del tratamiento y seguir evaluando el desarrollo de las células.

Contacta al Dr. Humberto Aguirre Famania, un especialista en ginecología y obstetricia con 29 años de experiencia al servicio de la salud de la mujer en Puerto Vallarta, Jalisco.