El VPH es la infección de transmisión sexual (ITS) más común. Existen millones de infecciones por VPH al año, la mayoría son contagiados en la adolescencia. Hay muchos tipos de VPH. Algunos tipos pueden causar problemas de salud, como verrugas genitales y cánceres. Pero existen vacunas que pueden evitar que ocurran estos problemas de salud.

La mayoría de las infecciones por VPH no derivan en cáncer. Pero algunos tipos de VPH genital pueden causar cáncer de la parte inferior del útero que se conecta a la vagina (cuello uterino). Otros tipos de cáncer, incluido el cáncer de ano, pene, vagina, vulva y parte posterior de la garganta (orofaringe), se han relacionado con la infección por VPH.

El virus que causa la infección se transmite a través del contacto de piel a piel. La mayoría de las personas contraen una infección genital de este tipo a través del contacto sexual directo, incluido el sexo vaginal, anal y oral.

Debido a que el VPH es una infección de piel a piel, no se requieren relaciones sexuales para que ocurra la transmisión. Muchas personas que tienen esta infección ni siquiera lo saben, ya que puede ser que la pareja no presente ningún tipo de síntoma.  

Cuando el virus no desaparece por sí solo, puede causar graves problemas de salud. Estos incluyen verrugas genitales y verrugas en la garganta. Algunas cepas del VPH pueden causar cáncer de cuello uterino o cáncer de vagina, ano o garganta.

Haz una cita con tu médico si nota bultos o crecimientos inexplicables en o alrededor de tu área genital.

Obtén tratamientos eficaces: Dr. Humberto Aguirre Famania.